Portada » Eixample

Mi pequeño japan tour

LLOC: Sagrada Família (Eixample)
DATA: Dimecres, 12 d'octubre de 2005
AUTOR: Laura (la filla) Jose Luis (el pare)

Pues verán:
Todo comenzó un domingo por la mañana cuando mi padre me dijo que fuéramos a dar un paseo por que la mama tenía que descansar; ese día había trabajado de noche y para que pudiera dormir improvisó una salida.
-Laura, vamos a ir a la Sagrada Familia –me dijo todo ilusionado.
El pobre de papá a sus cuarenta y dos años nunca la había visitado, sólo la había visto en fotos, y yo, para no desilusionarlo, me hice la tonta y no le explique que hacía dos años, en tercero, habíamos hecho una excursión y que incluso habíamos subido hasta lo alto del todo por las escaleras.
El día era soleado y cogimos la moto, sabe que me gusta ir en moto, y en un santiamén llegamos a la Sagrada Familia. Nada más llegar mi padre comenzó a gruñir, había un montón de autocares y gente por todos lados haciendo fotos, y él es de los que ni le gusta hacer colas ni las aglomeraciones, así que lo teníamos mal.
-Papá, ¿cómo es que hay tantos autocares? -pregunté extrañada.
Y es que el día que fuimos con el cole había muy poca gente.
-Son turistas, japoneses haciendo un japan tour.
-¿Japan tour? –era la primera vez en mi vida que oía esa palabra.
-¡Sí! –dijo él que lo sabe todo-, los traen en todos esos autocares y en una mañana ven Barcelona –y se rió-. Como si eso fuera posible. Yo que llevo toda la vida aquí y aún no he visto ni la mitad de las cosas…
Mi padre sacó la máquina de fotos, una digital que habíamos comprado el día anterior en el hiper y que estrenábamos esa mañana, y como no, quería sacar la mejor foto que se hubiera hecho nunca de la Sagrada Familia, y además sólo del monumento; tomaba un encuadre por aquí y no le gustaba, tomaba un encuadre por allá y tampoco, siempre salía un montón de gente. Enfocaba las punchas y decía que salía un contra luz, que el sol era muy fuerte y que saldría todo negro. Y si no, que salían las grúas de las eternas obras y que tampoco le gustaba. Así que guardó la cámara.
-Desde aquí no se puede hacer ninguna foto –dijo-, siempre sale alguno de estos japoneses o las grúas. Vamos al otro lado a ver.
Dimos toda la vuelta hasta llegar al otro lado. Tuvimos más suerte, no había tanta gente, sólo una manifestación de los de Green Peace. Mi padre volvió a sacar la camara y comenzó otra vez a hacer encuadres. Tomaba una vista por aquí… tomaba una vista por allá… gruñía un poco… pero no se decidía a tomar ninguna.
-Papá, ¿por qué no haces unas pocas y si luego no nos gustan las borras? ¿No dices que se pueden borrar?
-¿Sabes una cosa? Que la foto la vas a tomar tú y nos vamos a ir de aquí. No tengo ganas de tanto bullicio.
Así que tomé la cámara, intenté enfocar lo mejor que pude, pero con el reflejo del sol casi no se veía la famosa pantalla LCD con la que tanta lata había dado mi padre para comparar la máquina. Apreté el botón, y saqué la famosa foto que tengo en mi cuarto y que les enseño a ustedes.
Acto seguido mi padre decidió que ir a la plaza Cataluña y dar un paseo por las Ramblas era otra buena idea, así que cogimos la moto y fuimos para allí. No pudimos llegar ni a las proximidades de la Plaza de Cataluña porque había una maratón o no se qué acto deportivo y estaba todo cortado.
-Ya verás –dijo-, vamos a dar un rodeo por un sitio que conozco.
Se metió por no sé que calles y cuando llegamos a la Vía Layetana, creo que era esa calle, comenzó a gruñir otra vez. También estaba cortada la circulación por no se qué. Nos bajamos de la moto y la empujó por la acera hasta que llegamos casi hasta abajo del todo. Allí nos subimos otra vez, cogió por la plaza Sant Jaime y llegamos hasta las Ramblas. ¡Que gentío!
Con tanto ajetreo me empezó a dar hambre, y más cuando vi el McDonals que había en la esquina, pero cuando mi padre vio la cola que había se me tuvo que pasar, no estaba dispuesto a hacer colas ni paró ante mi insistencia. Cogió ramblas arriba y al llegar a la Pza Cataluña hizo una maniobra extraña por la acera, la gente nos dijo de todo y alguno nos miró con mala cara, pero él dio la vuelta y ahora bajábamos.
-Vamos a ir a la Villa Olímpica, ya verás como aquello está más tranquilo –dijo muy seguro de sí.
Nos metimos en la ronda y al llegar a un túnel estaba todo parado, mi padre se metió por el arcén.
-¡Niña! Luego de esto ni una palabra a tu madre –gritó para que pudiera oírle mientras adelantaba a todos los coches que estaban parados.
Y por fin llegamos, pero no voy a decir aquí lo que dijo mi padre cuando llegamos a la Villa Olímpica porque sería de mala educación, pero estaba todo abarrotado por que había aviones y globos volando por el cielo. No había sitio para dejar la moto y los guardias nos echaban de todos lados. A mi me parece que ya no cabemos tanta gente en Barcelona. Dimos unas cuanta vueltas hasta que mi padre paró.
-Laura… creo que hoy no era el mejor día para salir –dijo resignado.
A continuación miró su reloj.
-Llevamos toda la mañana dando vueltas por Barcelona y ya es hora de volver a casa.
Yo me reí.
-¿De qué te ríes?
-Bueno papá, en una mañana hemos hecho nuestro pequeño japan tour. ¿No crees?
Me miró con cara de empanao, con la misma cara que ponen mis compañeros de clase cuando la profa pregunta algo y no lo saben.
-Bueno, ¡vamos!
Arrancó y volvimos a casa. Y ese fue como les cuento, nuestro pequeño japan tour.

---------------------------------------------------------------------------------------------------
Text presentat al Concurs Històries de Barcelona (concurs literari organitzat per Bdebarna i Transversal Web en el marc de l'Any del Llibre i la Lectura 2005)

Texto presentado al Concurso Historias de Barcelona (concurso literario organizado por Bdebarna y Transversal Web, dentro de los actos del Año del Libro y la Lectura 2005)

1 comentari


M'ha agradat molt!

Laura - 21/11/2005 09:09
Deixa el teu comentari
Per deixar un comentari has d'estar registrat:

Nom d'usuari:

Password:




Has oblidat la teva contrasenya? | Has oblidat el teu nom d'usuari? | Et vols registrar?
cerca Cerca avançada
 
Mostra al mapa
filtre

Amor

Anada d'olla

Ficcions

Històric

Històries de bici

No a la guerra

Queixa

Quotidià

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

2018

2019

 


 
Contacte | Staff | © Bdebarna 2010